martes, 21 de junio de 2011


Si uno pudiera decir siempre lo que piensa. Si a veces no estuvieran tan divorciadas las cosas que decimos de las que pensamos.
Cuando hacemos lo que decimos, y decimos lo que sentimos,
es mucho mejor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores